Calidad y producción

La nueva era en el laboratorio óptico

LA NUEVA ERA EN EL LABORATORIO ÓPTICO

Cuando el laboratorio era de talla convencional la exactitud y el tipo de maquinaria no exigía los altos standares que ahora requieren las máquinas actuales que hacen cada vez más exacto el trabajo. Con la llegada de la talla Digital el desgaste de las piezas de corte y el mantenimiento es una cifra que pocos transfieren a la materia prima, sin embargo las materias primas de baja calidad requieren hacer modificaciones en las revoluciones de los generadores y en mucha mayor medida disminución exagerada de la vida útil de piezas que usualmente son muy costosas y que al revisar muy bien los costos probablemente el dinero que se piensa que se está ahorrando puede ser mucho menor y esa materia prima con casi total seguridad está saliendo más costosa que un producto que por su calidad incluso tiene en cuenta mantener la vida útil del equipo en el que se procesa.

Ahora bien, si hablamos del resultado final ópticamente hablando también se deja de sacrificar calidad óptica por tratar de mejorar la rentabilidad del laboratorio. La homogeneidad en las curvas de las superficies y en las ságitas que tengan los códigos OPC (Optical Product Code Council, Inc.) para disminuir aún más el posible error humano al digitar en el LMS (Laboratory Management System) hace que el generador pueda trabajar la materia prima de una manera óptima garantizando que la personalización de cada producto sea realmente la que se le ofrece al cliente cualquiera de estas variables unos años atrás no eran una necesidad. Sin embargo, algunos laboratorios continúan trabajando con proveedores que no tienen esto en cuenta y como resultado los lentes que se están entregando no están teniendo los requerimientos de calidad que en este momento exige el mercado.

La protección contra la radiación UV también es otro tema que en muchos casos no se tiene muy en cuenta, y en algunos casos los monómeros utilizados para la fabricación de las bases y/o los lentes terminados no tienen la misma capacidad para proteger de los rayos UV. Existen en el mercado bases y lentes que no tienen ningún tipo de protección que son muy atractivos para los laboratorios por su bajo costo. Por supuesto que para poder garantizar una buena protección es necesario utilizar insumos de buena calidad y por esta razón son más costosos. Y como en muchas ópticas no hay un equipo capaz de medir la cantidad de protección y este no es uno de los ítems que normalmente se tienen en cuenta en el control de calidad de las Gafas.

No hay ningún cliente que al preguntarle si prefiere arriesgar por precio la calidad al final tome la opción de precio a menos que su presupuesto sea el que incida en la decisión, pero la generalidad es que tener mejor calidad óptica siempre será una de las cosas más importantes para el usuario que se acerca a un establecimiento de óptica pues es la razón por la que visita para VER MEJOR.

 

ANDRES GARCIA M. O.D. & RONY SAIG

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *